domingo, diciembre 16, 2007

Y llegó la ñavidad


El espíritu de la navidad (también conocido como consumismo) inunda el mundo cristianoestos dias. Y pocos lugares hay más cristianos que México, con lo que no podía faltar unsuper-árbol de navidad (muy mexicano eso sí, que los adornos son muñecas "María", aunque yo las he rebautizado como "Lupitas")

Este árbol está en la plaza central de La Ciudadela, un mercado de artesanías muy cerca del centro histórico (metro Balderas) en el que este año he realizado la mayoría de mis compras navideñas, aprovechando que "me hacían precio"

Como siempre por estas fechas se aprovecha para desear sacar a la luz los mejores deseos mientras se brinda con champán, pos yo no voy a ser menos, pero como aquí no hay champán (bueno si, pero es carillo...) aprovecho para desearles lo mejor para el próximo año con un margarita de mango (con tequila "cabrito" para ser coherente conmigo mismo).

Pués ya saben, cuiden su hígado estas fiestas...

2 Comments:

Anonymous Cuinpar dijo...

Jo, Yorch, cuida tu hígado tú, anda. Yo, después de mi cumpleaños-puente, creo que voy a pasar una temporadilla de desintoxicación...

Millones de besos,

Idi.

7:11 p. m.  
Anonymous Yai dijo...

Déjense de hipocresias, viciocillos!!!

3:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home