martes, julio 17, 2007

Obituario nebular

Definitivamente, este año no va a recordarse como un buen año para los astrofísicos. Una de las pocas buenas noticias que ha habido es la primera luz del GTC, pero el resto han sido bastante malas... Además del terrible accidente en la galería de los Silos, el último año ha habido que lamentar muchos fallecimientos en el mundo de la astrofísica. En Octubre fallecía Hugo Schwarz, especielista en nebulosas planetarias y buen amigo de mucha gente del IAC (estuvo trabajando en el Roque durante años), luego en Diciembre fallecía Virpi Niemela (astrónoma argentina especializada en estrellas masivas) pocos dias después de que finalizara un congreso en su honor. En lo que llevamos de 2007, tres de los científicos más importantes en mi campo han fallecido también; uno de los padres de la astrofísica nebular, y autor del libro de texto más importante sobre el tema: Donald Osterborck murió de un ataque cardiaco mientras iba a una tutoría en la Universidad de Santa Cruz, California. En Junio fallecía M. J. Seaton, uno de los impulsores del Opacity Project, un proyecto de cálculo de datos atómicos, gracias al cual muchos astrofísicos podemos trabajar; y el fin de semana pasado fallecía Bernard Pagel, el único de estos tres al que conocía personalmente y que dio muestras de su sabiduría haciendo los comentarios finales del congreso "The metal rich universe", al que asistí hace un año en La Palma. Hace muy poquito, en Abril estuvo en un congreso en Tenerife y se sacó una foto con mi compi "el lobo rayado".

Todos han pasado a formar parte de la historia de la astronomía y su trabajo servirá para que nuevas generaciones de astrónomos aprendan e intenten aportar su granito de arena al conocimiento del que disponemos sobre cómo funcionan las cosas en el Universo.

1 Comments:

Anonymous angelrls, El Lobo Rayado dijo...

Yo te dejé por aquí una cosa el otro día y aún no ha salido...

4:59 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home